Dickies en la pantalla grande

Durante la década de los 90, la cultura y las tendencias se reinventaron con el objetivo de definir la línea y personalidad de las nuevas generaciones para el comienzo del siglo XXI.

La ropa de trabajo de Dickies fue modificando su propia personalidad, sin abandonar las raíces que la hicieron una de las empresas con la línea de productos más confiables y resistentes. Músicos como Avril Lavigne, Eminem, Snoop Dogg, así como skaters y veinteañeros en todas partes del mundo adoptaron a Dickies como una declaración anti moda, influenciando también a la industria del cine.
Aquí te presentamos una serie de películas que simbolizan parte del papel protagónico de Dickies en esta transformación del cambio de milenio.
El fugitivo | The Fugitive (1993)
El doctor Richard Kimble, protagonizado por un ya veterano Harrison Ford, es injustamente acusado de matar a su propia esposa. Después de un fortuito accidente de tren, el Dr. Kimble escapa y comienza una de las  persecuciones más implacables en la historia del cine. En su camino por escapar del falso cargo y probar su inocencia, el notable y exitoso cirujano vascular se hace pasar por un trabajador común y corriente con el mejor disfraz: un overol de trabajo Dickies. Esta prenda acompañará al presunto implicado durante varios terrenos y situaciones de riesgo en el arduo camino para probar su inocencia y castigar al verdadero culpable. The Fugitive marcó un parteaguas para las películas de acción al combinar de manera efectiva el género de aventura con un toque de intriga, mediante una propuesta original que aún hoy resulta canon para los filmes de persecución.
Forrest Gump (1994)
Este trascendente film le valió al director Robert Zemeckis la estatuilla para Mejor Película en los Premios Óscar debido en parte a la sencillez –o simpleza, inclusive– que el protagonista Tom Hanks supo imprimir en el personaje homónimo a la película. Forrest Gump se desenvuelve como un mil-usos que, en la búsqueda de su propia identidad, se emplea desde soldado hasta pacifista y de jardinero hasta capitán de barco camaronero. El sencillo Forrest, que viste unos Dickies khaki en la icónica escena del parque y su caja de chocolates, también porta el clásico pantalón de trabajo al cuidar los jardines de su madre; detalles que se suman al apego y cuidado que el director Zemeckis plasmó en el film con el fin de darle autenticidad.
Alta fidelidad | High Fidelity (2000)
Aunque no muy conocida, High Fidelity es la interpretación de Disney por parte de John Cusack y su director Stephen Frears del bestseller homónimo de Nick Hornby. En el filme, Rob Gordon, dueño de una tienda de LPs en Chicago y obseso coleccionista musical, comparte sus vicisitudes amorosas a raíz de la ruptura con su prometida Laura, categorizando en un Top 5 los peores desencuentros amorosos en su vida. El melómano Rob pronto muestra al espectador su desenfadado y sencillo modo de ser, construyendo su identidad mediante gustos musicales clásicos que combina magistralmente con un outfit Dickies, declarando el cambio de paradigmas en la moda del principio de siglo en el que la marca de ropa de trabajo por antonomasia ya había dado sus primeros pasos a convertirse en una marca de culto para la nueva generación de jóvenes que ansiaba una declaratoria de identidad y pertenencia.
Dickies participa y es parte de los cambios culturales y nuevas tendencias, adaptándose a la nueva ola de manifestaciones sociales sin poner nunca en riesgo su principal objetivo: ofrecer prendas de trabajo –y de culto– resistentes y cómodas que, como estos filmes representativos del sentir en los años 90, propone nuevos modelos a seguir resistiendo el paso del tiempo mismo.
Para conocer más acerca de los productos Dickies, visita  www.dickies.mx.
Redes Sociales:
Facebook: Dickies
Twitter: @Dickies_mx
YouTube: MexicoDickies
#Dickies, #DickiesEnelMundo, #GenuineDickies
ogle" style="display:block; text-align:center;" data-ad-format="fluid" data-ad-layout="in-article" data-ad-client="ca-pub-7716419005870887" data-ad-slot="2924621453">

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *