El origen de la resistencia, G-SHOCK evoca su historia con la colección ORIGIN GOLD

La marca japonesa sinónimo de resistencia lanza una colección especial con tratamiento de oro en el marco de su aniversario 35.

Quiero hacer un reloj que no se rompa, aún cuando se caiga”, fue la propuesta que presentó el ingeniero responsable del diseño exterior de los relojes de su tiempo, Kikuo Ibe, en una junta interna de Casio hace 35 años.

La idea de Ibe era simple y clara: llegó a su mente justo cuando su reloj se cayó y se rompió. En aquellos tiempos los relojes eran instrumentos de precisión delicada y parecía natural que se rompieran al caer al piso. El concepto de un reloj que lo aguanta todo no solo parecía una idea poco convencional, sino hasta disparatada. Sin embargo, la propuesta fue aceptada y se formó un equipo de tres personas y para el desarrollo de un nuevo reloj.

Los primeros acercamientos del equipo empezaron de cero. Primero asumieron que debían cubrir en su totalidad el reloj con un material suave, aunque unos cuantos experimentos de caída pronto descartaron la idea. Descubrieron que un reloj se rompería sin importar cuánto material resistente al choque añadieran al exterior y entre más agregaban, solo incrementaba el volumen al punto de ser del tamaño de una gran pelota de softball.

El proceso de ensayo y error continuó día tras día. Los desarrolladores dejaban caer un prototipo con partes reforzadas desde la ventana de una habitación del tercer piso y veían cómo se rompía en el suelo 10 metros más abajo. Luego analizaban las partes rotas, las fortalecían y volvían a intentarlo.

Al no ver resultados, Ibe se impuso una semana para lograr el cometido y, a un día de su fecha límite, la inspiración lo golpeó al ver a un niño botar una pelota de goma en el parque. “Si uniera un reloj a una pelota podría soportar severos golpes”. En este momento milagroso su mente concibió una estructura única en la que el módulo del corazón del reloj flota en el interior de un armazón hueco dentro de un túnel con la caja.

No pasó mucho tiempo antes de que el primer G-SHOCK, el modelo DW-5000C, fuera lanzado en abril de 1983. El icónico diseño cuadrado fue creado para la resistencia, sin desperdiciar nada. Así, la forma fundamental para lograr esta función específica ha sido traída al presente como un estándar eterno.

Para rendir tributo al primero modelo G-SHOCK, la primer silueta redonda y la segunda generación del Frogman, CASIO anuncia la colección ORIGIN GOLD del 35 Aniversario con sus botones, hebillas y sujetadores de bandas hechas de acero inoxidable con un tratamiento IP de oro para conmemorar el aniversario.

Esta serie de edición especial será una de las más fieles representaciones del orígen de G-SHOCK. El DW-5035D-1B, el DW-5735D-1B y el Frogman GF-8235D-1B tienen una caja atornillada como el modelo inaugural de G-SHOCK.

Cada pieza de la serie ORIGIN GOLD tiene un costo estimado de $4,809 a $12,009, dependiendo el modelo, estará disponible a partir de mayo en la nueva tienda G-SHOCK Torre Manacar, el quiosco ubicado en el segundo nivel del Centro Comercial Santa Fe, G-SHOCK Plaza la Isla Cancún, 5ª Avenida Playa del Carmen, Plaza las Americas Veracruz y Liverpool.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Abrir la barra de herramientas