Experto explica los alcances del neuromarketing

marketing-neurocienciaContrario a los pensamientos tradicionales, las ciencias sociales tienen mucho que aportar al marketing y los negocios, señaló Eduardo Caccia, Director General de la firma de neuromarketing Mindcode.

Y es que, disciplinas como la psicología, semiótica, antropología, sociología, entre otras, son utilizadas por el neuromarketing para entender mejor el comportamiento del cerebro y al ser humano, expresó Caccia durante su conferencia “Aprendiendo a Ver Venados” que se realizó en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

Precisamente se le denomina neuromarketing a la fusión de las ciencias sociales con el marketing, de esta manera las compañías tendrán mejores estrategias de negocio y habrá mayor certeza en sus ventas debido a que se tiene un conocimiento más detallado de los gustos de sus consumidores.

“El neuromarketing nos permite entender cuáles son los motivos profundos por los cuales hace algo o no hace, y eso normalmente no se obtiene de preguntarle a la gente qué quiere o qué le gusta”, afirmó el conferencista quien es egresado de la UAG.

“Es mucho más profundo, no hay nunca una garantía porque el contexto en donde se desenvuelven los negocios es un contexto vivo, versátil, flexible, cambiante y simplemente da mucho mayor certeza y permite llegar a lugares donde el marketing tradicional no llega”.

Por ejemplo, el marketing tradicional utiliza herramientas como los focus group para estudiar a los consumidores; sin embargo, esta técnica tiene varias limitantes porque los consumidores no compran en grupo, se ven influenciados por los demás y el moderador también ejerce presión a los participantes. .

“Todos esos elementos de alguna manera sesgan la decisión de la persona, en el mundo del neuromarketing están ausentes, se permite llegar más a fondo a lo que las personas no dicen, pero sí siente”, afirmó Caccia.

“Es decir, el mundo del neuromarketing es mucho más interpretativo que el mundo del marketing”.

Una muestra de un trabajo de neuromarketing fue el que se realizó con una casa de empeño que tiene más de 50 años en el mercado; el conferencista explicó que esta empresa quería mejorar el servicio hacia sus clientes y decidió hacer un trabajo más profundo que el tradicional.

Así fue como el equipo de neuromarketing comenzó a estudiar a los clientes, sus necesidades y a realizarles entrevistas de profundidad; la conclusión fue que el cliente se sentía culpable de ir a empeñar sus artículos.

Al final, la compañía puso en marcha una serie de estrategias como aceptar pagos de servicios como luz y teléfono y que las cajeras le pregunten a su cliente si desea vender o recuperar su artículo, porque esta palabra da la idea que podrá regresar pronto por su producto y disminuye la sensación de culpa, afirmó el conferencista.

El uso de neuromarketing se ha vuelto cada vez más importante para las empresas; sin embargo, hay indicios que desde principios del siglo pasado ya se usaban estas técnicas para lograr resultados más efectivos.

“Ya los científicos sociales y del comportamiento ayudaban a Gobiernos, a corporaciones, a compañías a lograr sus fines, entonces estrictamente hablando tiene muchos más años de los que creemos”, indicó el invitado.

Eduardo Caccia es Lic. En Administración de Empresas por la UAG, ha sido profesor en varias universidades de México y el extranjero, es especialista en neuromarketing y con su trabajo ha apoyado a las empresas más importantes del País. Además ha sido columnista en diferentes publicaciones a nivel nacional. Actualmente es Director General de Mindcode.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *