Fútbol y nacionalismo: cuando los grandes caen #Brasil2014

A unos cuantos días  que  concluya la Copa del  Mundo y volvamos a esperar  4 años  para vivir y gritar la fiesta deportiva,  más  querida por muchos  en el mundo, sin duda una historia  sin precedentes nos  esta regalando Brasil 2014,  más  allá  de  su legado cultural,  con  mucho ritmo a samba,  se ha coronando como el mundial de los medios  digitales, pero marcado por una fuerte critica social del pueblo brasileño, que  ha dejado de  disfrutar el deporte más bello del mundo, en su rostro se ha dibujado la  tristeza, niños y adultos se enjuagan las lágrimas, lavando el maquillaje  mundialista  que  ha quedado desecho  después de perder en su casa 1-7  ante un contundente ataque alemán, esta vez  no llego el Jogo Bonito de la verdeamarela.

BsE1ewpCcAAoY7L

 En el Mundial de Fútbol, se exacerban los nacionalismos, las ilusiones, las aspiraciones de  trascender  e identidades de los aficionados, una noche sin duda triste para los brasileños incidentes y peleas, hoy son la realidad de los brasileños.

 El efecto colateral que  dejará marcado a Brasil, con el estigma del descontento social, en miras de los Juegos Olimpícos,  un gobierno que no ha logrado unificar  a su sociedad, una sociedad descontenta, lastimada emocionalmente.

La respuesta en internet no se hizo esperar, estos son los rostros de Brasil Vs Alemania:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *