Sonos pone la música en el espacio de Xavier Velasco, el rockstar literario, dentro de Design House

 

El rebelde y venturoso escritor mexicano Xavier Velasco, amante de la música, la adrenalina y la escena punk, fue una de las personalidades invitadas a participar en Design House como vocero y personaje que inspirara la intervención de un espacio arquitectónico dentro de la casa.

 

Capturar la esencia de una figura tan intensa no era tarea fácil, pero el estudio Pedro Ávila Arquitectura+Diseño lo logró a la perfección, transmitiendo, a través de muebles metálicos, luces de neón y música rock, todo lo que pasa por la mente del siempre genial escritor.

“Nuestro vocero es Xavier Velasco, le hicimos su guarida o taller de escritura. Él quiere tener en su casa un espacio dónde aislarse y escribir sin que alguien lo interrumpa o le quite la atención”, platica Pedro Ávila, Director de Pedro Ávila Arquitectura+Diseño. “El concepto que utilizamos es color y sonido porque [Xavier] es amante de la música y del rock, es el rockstar de la escritura; eso es precisamente lo que tratamos de reflejar aquí.”

 

En un espacio alejado de la multitud, las voces y los “mirones”, el taller de Xavier Velasco se encuentra resguardado por un conjunto de puertas metálicas revolventes, y por una lujosa casa de espejos que sirve como loft para Jerónimo, su mascota y mejor amigo. En el interior de esta auténtica madriguera para la creatividad se encuentra una cálida chimenea montada a la pared, opuesta a un televisor de pantalla plana, que más que mostrar las trivialidades del mundo exterior, se conforma con hacer las veces de una pintura posmoderna colgada sobre un marco muy high-tech.

 

El escritorio en madera chapada y el extenso librero metálico con entrepaños de mármol, ambos presumiendo numerosas obras de la extensa bibliografía de Xavier Velasco, son muestra inequívoca de que este es el estudio de un escritor. Sin embargo, un vinil de la cara de Iggy Pop – personificando a Ziggy Stardust – y un conjunto de bocinas Sonos (dos PLAY:1, una PLAYBAR y un SUB), tocando música de David Bowie continuamente, confirman que el espacio no es el de un dramaturgo cualquiera, sino el de un ícono de la cultura pop en México.

 

“[Sonos] fue perfecto para lo que estábamos buscando. El objetivo es que cuando entre un visitante sienta la emoción del sonido y la música; que a través de ellos perciban quién es el que habita este lugar y con Sonos lo logramos perfectamente. Y para nuestro vocero que le encanta la tecnología, fue como mandado a hacer”, concluye Pedro Ávila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *