El violinista que cautivó a @LosCaligaris por fin los conoció.

El violinista que cautivó a @LosCaligaris por fin los conoció.

octubre 12, 2018 1 By redaccion

Por @Rod_lopez

Esta historia es un poco larga tome aire y que “Corran todos los demás porque nosotros vamos caminando”.

 

La teoría de los seis grados de separación es una hipótesis que intenta probar que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces), algo que se ve representado en la popular frase “el mundo es un pañuelo”. La teoría fue inicialmente propuesta en 1930 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en un cuento llamado Chains.

Sin embargo “Karinthy” no considero que una banda cordobés con orígenes cuarteteros rockeros adelgazaría esa línea de 6 para hacer este trayecto un poco más fácil, los originarios de residencial América viajaron tantos “kilómetros” para hacernos de su #EspirituPayaso un encuentro memorable.

Para un servidor este recorrido inicio en 2014 cuando mi hermano de 17 años @cesarylopez me obligo a acompañarlo a la presentación de una banda que con narices y caras pintadas pretendían animar un Vive Latino a las 15 horas en el escenario principal del Foro Sol (les dejo el link al final de ese concierto).

Mi sorpresa fue tal que quede impactado por la entrega del grupo y de los fans que ganaron en esa presentación con un final que era nuevo para mí, la famosa remera o playera en la mano ondeando al ritmo de su éxito más conocido “kilómetros”.

Meses después fue el Pepsi Center, una presentación más en el foro sol, y esa curiosidad se convirtió en una ansiedad por conseguir boletos para sus XX años, cosa que conseguimos de último minuto, porque créame si usted no ha ido a contagiarse de la magia de este grupo déjeme decirle que se ha perdido de una dosis de vida que en estos tiempos es una inyección de alegría. paz y baile.

Con las anécdotas de último minuto y tras el anuncio del primer auditorio nacional la decisión fue inmediata … 7 meses de antelación parecía tiempo suficiente para encontrar boleto. No fue suficiente solo segundo piso y ya no había localidades.

Todo esto te puede sonar muy familiar o muy aburrido pero lo bueno viene a continuación, tras la primera fecha y con la premura de ver lo que había sucedido en el primer show del auditorio donde apareció “Pedro Fernández” y un debut inesperado de los Caligaris con traje de charro aumentaban mis expectativas.

 

El Show

 

Como siempre el show fue una montaña rusa de emociones, pero el protagonista de esta historia no se encontraría en el escenario ni en las butacas del auditorio, el estaba en la explanada y sin boleto, con un porte que solo los músicos talentosos conocen, su estuche y violín tocaba los primeros acordes de “kilómetros” con un instrumento que dicho sea de paso no está disponible aún entre los miembros de la banda.

Con una voz amenazante una chica se acerca a decirle que lo subirá a redes y es en ese momento en que el #EspirituPayaso y las redes sociales hicieron su trabajo, al grado de llegar el video a manos de los integrantes de la banda.

El arte callejero es el que te alegra el camino con solo prestar un poquito de atención… Siempre me sorprendió tocarle el corazón a estos grandes artistas y que nuestras melodías formen parte del paisaje y más aún tan lejos de casa!!! Auditorio Nacional pic.twitter.com/ZGHwa5H1p7

— Martín Pampiglione (@MartinCaligaris) 9 de octubre de 2018

Es así como inició esta travesía y con el poder de las redes sociales pude hacer mi aporte para este encuentro mágico, fue una manera de devolverle una de las tantas alegrías o levantones que la música de los caligaris me ha dado a mí y sabía que podía hacerlo.

 

Mis dotes de periodista frustrado sacaron su mejor versión y en cuestión de dos horas logré platicar con “Víctor González” nuestro violinista estrella y la oficina del grupo, la conexión estaba hecha y en menos de un día estaba pactado el encuentro.

Los Caligaris o #LosWeyesEstos  son seres humanos.

Víctor acompañado por un amigo y su violín acudimos a la cita en el lugar acordado, pero faltaban dos miembros más de su banda victimas del caos y el transito que llegaron casi de inmediato.

Con miradas atónitas tomamos lugar en el lobby del hotel, Víctor le envió un mensaje a “Raúl Sencillez” que decía “ya estamos aquí” de músico a músico el encuentro estaba por consumarse.

Mientras esperábamos veíamos a lo lejos a Agustín Pablo (trompeta) Mauricio Ambrosi (percusión) y a Gabriel Garita (bajo), todos ellos recién salidos del comedor del hotel seguramente después de degustar algun tipo de desayuno americano o algo que les devolviera la pila para continuar con esta apremiante pero a la vez gratificante gira.

Sin embargo el primero que se acerco al ver como afinaba su violín “Víctor Gonzàlez” fue el siempre desenfadado Marcos Ozamis (saxofón), con un saludo acompañado de: “Que quede bien afinado cheeeee” la plática fluyó y ahí apareció otro colega, una verdadera sorpresa aparecia de entre los elevadores,  Pablo “Flaco” Rodríguez saxofonista de los Auténticos Decadentes. Es ahí cuando estos 4 chicos y yo como “colado” comenzamos una charla que se amplió por varios minutos.

Ozamis nos contó que su sax estaba un poco averiado, entre risas y charlas de la experiencia del argentino en la arena México de lucha libre nos mostraba su mochila con una “mascarita” del mítico Blue Panther contaba su nueva anécdota: “Cheeee ayer fui a la lucha y me mentaron la madre, me comenzaron a decir “máximo” y yo no sabía quién era”. Fue en ese momento que Marcos se enteró que Máximo era un luchador exótico que gustaba de besar a sus contrincantes durante la lucha.

Minutos después se unió a la plática Martín (vocalista) quien recién bajaba de su habitación con una notable cara de cansancio por lo que representa estar con los tiempos medidos para todo, y me refiero a todo, comer, entrevistas, grabar, contestar el teléfono y atendernos pero siempre con su sonrisa y platicando en la medida de lo posible con nosotros.


Las risas no sobraron en esta tertulia hasta que llegó “Raúl Sencillez” quien nos recibió como al amigo a quien no vez desde hace años, agradecido y con un humor muy peculiar, recién despierto y con una gorra de la Liga mexicana de Beisbol, se alegro de saludarnos y agradecer nuestra estancia en el lugar sin duda el más alegre de todos . Las firmas, las fotos y todo transcurrió tan rápido como les decía… La vida de un músico no es fácil ya que tenían una grabación con una banda costarricense y debían retirarse tan pronto llegará el uber.

El final de la reunión se acercaba, no sin antes Raúl nos presumió su nuevo tatuaje del payaso caligari, junto a la célebre bandera mexicana y la promesa de una nueva reunión arriba de un escenario con los Caligaris y los Auténticos Decadentes,  por su parte Víctor salió con una consigna al conocer a sus músicos favoritos… Ser mejor músico y tener la mejor banda de México.

Porque como bien dicen sus canciones: ” No somos muchos, no somos pocos , pero estamos todos locos”,  y esa locura te puede llevar a cumplir tus sueños y conocer a tu banda favorita, o mejor aun en el caso de Victor que los músicos originales de las interpretaciones que realiza te lleguen a escuchar  y te elogien.

 

Que corran todos los demás
Nosotros vamos caminando
Para llegar no hay que correr
Tan sólo hay que seguir andando 

No importa si tienes o no tienes nariz cierra los ojos y conéctate con tu #EspirituPayaso

Concierto 2014