Sitio dedicado a las Relaciones Comerciales
Sitio dedicado a las Relaciones Comerciales

¿Cómo evitar que el virus entre en los sistemas?

El virus en los sistemas. Si bien las aplicaciones de telemedicina se diseñaron teniendo muy presente el factor de la seguridad, los desafíos en materia de ciberseguridad que han surgido con el reciente auge de la atención médica a través de proveedores de servicios externos (ejemplo: plataformas para videollamadas) requieren de capas adicionales de protección de datos y gestión de aplicaciones en la nube.

Forcepoint

líder global en ciberseguridad, comparte 5 medidas básicas a implementar en Telemedicina para mantener seguros los datos de los pacientes:

virus
  1. Implementar modelos de confianza y verificación constante sobre los accesos del personal y componentes del sistema de telemedicina, esto con base en un mínimo privilegio de acceso y a través de segmentación de las comunicaciones de dicho sistema.
  2. Incorporar las mejores prácticas definidas en reglamentos y estándares relacionados con protección de datos personales y de salud, que apliquen al personal de la organización, proveedores, y personal externo, subcontratado o temporal.
  3. Mantener procesos de mejora de ciberseguridad, mantenimiento de configuraciones seguras, implementar un sistema dinámico de protección de riesgos para monitoreo de actividades inusuales, capacitación del personal médico sobre temas de seguridad informática, y verificaciones periódicas del estado de ciberseguridad del ambiente de Telemedicina para prevenir nuevos riesgos.
  4. Para los sistemas que requieren acceso a otras redes de menor seguridad o a internet, habilitar accesos mediante sistemas tipo diodo o de una sola dirección, de prevención de fuga de datos, de verificación del tipo y cantidad de datos en transacción, o de virtualización de los navegadores web para acceder solo a los destinos estrictamente necesarios para los procedimientos relacionados con Telemedicina o mantenimiento de los mismos sistemas.
  5. Actualizar y probar periódicamente los procesos de respuesta a incidentes, programas de amenazas internas y planes de recuperación de desastres. Esta práctica permite entrenar al personal involucrado en dichas tareas, generar conciencia y experiencia, así como ajustar o mejorar puntos por debajo de los parámetros esperados.

Adiós diabetes el IPN lo hace de nuevo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Notice: Undefined index: total_count_position in /home/k0mpf7f5n5g3/lrcmagazine.com.mx/wp-content/plugins/social-pug/inc/functions-frontend.php on line 46
shares