Relaciones Comerciales

Youtuber mexicana es oficialmente vinculada a proceso

La youtuber mexicana Yoseline Hoffman, mejor conocida como YosStop seguirá en la cárcel.

Un juez de control ha determinado este lunes que existen elementos suficientes para iniciar el proceso judicial en su contra por el delito de pornografía infantil.

El magistrado ha dado un plazo de dos meses para que se concluyan las investigaciones, tiempo en el que la influencer, de 30 años, deberá permanecer en prisión preventiva en el penal de Santa Martha Acatitla, al sur de Ciudad de México. El abogado de la acusada, Ricardo Cajal, declaró a los medios que apelará dicha resolución.

El proceso judicial de la youtuber deriva de la denuncia que en marzo pasado presentó Ainara Suárez en su contra por poseer, distribuir y almacenar el video prueba en el que se demuestra que fue abusada sexualmente cuando era menor de edad.

En ese entonces, Hoffman reconoció en uno de sus vídeos de Youtube haber visto la grabación de la agresión sexual a Ainara, sobre la que además comentó que había sido su culpa y la llamó “puta”.

El caso de Hofman ha revolucionado el mundo influencer mexicano y ha abierto el debate sobre los límites de la libertad de expresión en redes sociales.

Marina Badui, madre de la acusada, ha utilizado las redes sociales que encumbraron a su hija para pedir su liberación.

A través de un vídeo difundido este fin de semana para pedir a la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que se encargue del caso de su hija y calificó como una injusticia que sea tratada como una criminal. “Yoseline es una persona muy emprendedora, muy trabajadora, muy luchona.

Ella ha conseguido, todo lo que ha hecho y lo ha logrado por su propio trabajo y es una buena persona. No es todo lo que dicen los medios, que todo lo han distorsionado, ella no es una persona así.

Pido justicia porque lo que están haciendo es injusto para ella”, expresó la señora.

Hora antes, el viernes pasado, a través de su cuenta de Instagram, se difundió una historia a nombre de la acusada donde ella asegura que está privada de su libertad “por terminología”, no porque sea peligrosa ni culpable.

Con infomración de El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *